Yanel Pinto logo

¿ADULTOS PUEDEN APRENDER A NADAR?

Natacion para mayores de edad

Es difícil deshacerse del miedo a ahogarse, pero aprender a nadar de adulto no es imposible. Al igual que cualquier desafío, es necesario tener mucha paciencia y tiempo”.  Para muchos no nadadores, el miedo y la ansiedad por ahogarse son enormes barreras para meterse en la piscina. «Siempre existe el pensamiento de que me voy a desmayar y hundirme. 

¿Cómo aprender a sentirse cómodo en el agua?

Comienza diciéndote a ti mismo que puedes, y estando dispuesto a aceptar que probablemente será un viaje difícil al principio.

Es totalmente normal sentir ansiedad por la natación; existen peligros reales en estar en el agua y no saber cómo mantenerse a flote. Pero tener ansiedad por ahogarse puede ser algo que interfiera con su brazada y puede hacer que nadar parezca más difícil de lo previsto. Cuando estás incómodo y tenso en el agua, usas más energía de lo necesaria, lo que puede ser agotador.

¿Cómo superar la ansiedad?

Tómate el tiempo que sea necesario para calmar tus nervios antes de meterte en el agua. No hay prisa!

Pasa cinco minutos antes de meterte en el agua visualizando la experiencia. Piensa en cada detalle:  tu respiración, tu patada, tu brazada, etc. Este ejercicio mental ayudará a tu mente y cuerpo a sincronizarse y aumentará tu confianza.

Aprender a nadar: ¿cómo empezar?

Una vez que esté en el espacio mental adecuado, es hora de conquistar las barreras físicas. Si bien algunos adultos pueden aprender a nadar por sí mismos con videos de YouTube y manuales de instrucciones, la mayoría de los expertos coinciden en que las lecciones regulares con un instructor certificado son clave para aprender brazadas eficientes y adecuadas.

Las clases de natación para adultos están disponibles en casi cualquier lugar. Busca lugares donde vives que ofrezcan clases privadas o en grupo. 

¿Cuánto tardan los adultos en aprender a nadar?

El tiempo que llevará aprender los conceptos básicos de la natación depende de la persona: algunas personas nadan cómodamente después de unos meses, mientras que otras pueden necesitar más tiempo. Al igual que con el aprendizaje de cualquier habilidad nueva, la constancia es clave no solo para ser más eficiente y seguro en el agua, sino también para superar el miedo a nadar.

La ansiedad generalmente proviene de la falta de familiaridad. Así que ten un plan y ejecútelo con frecuencia. Una vez que lo hagas suficientes veces, temerás menos y tendrás mucha más confianza en el agua.

Productos que recomiendo