Yanel Pinto logo

¿Cómo iniciarte a nadar en aguas abiertas?

Aguas abiertas - Yanel Pinto

Cómo iniciar a nadar en aguas abiertas: preparación

  1. Acondicionamiento Físico: debes tener una base sólida en natación, ya que las condiciones de aguas abiertas serán diferentes. Asegúrate de estar en forma para manejar corrientes, olas y distancias más largas.
  2. Preparación Mental: Las aguas abiertas pueden ser intimidantes. Las técnicas de visualización y atención plena pueden ayudarte a prepararte mentalmente.
  3. Equipo: Invierte en equipo adecuado como  un gorro de natación de colores brillantes para la visibilidad, e incluso una boya para arrastrar detrás por seguridad.
  4. Protocolos de Seguridad: Infórmate sobre las condiciones del agua y consulta a las autoridades locales o expertos sobre preocupaciones de seguridad como la vida marina, las corrientes y las mareas.

Comenzando

  1. Empieza con Distancias Cortas: Comienza nadando paralelo a la orilla antes de dirigirte a aguas más profundas.
  2. Entrena con un Compañero: Nunca nades solo; siempre ten un compañero de natación o un bote de seguridad cerca.
  3. Aprende a Navegar: Sin líneas de carril ni paredes, necesitarás practicar la orientación para mantenerte en curso. Usa un punto de referencia o una boya como guía.
  4. Adáptate a las Condiciones: A diferencia de la piscina, las condiciones de aguas abiertas pueden cambiar rápidamente. Practicar en diversas condiciones te ayudará a adaptarte.
  5. Progreso Gradual:  Podrías sentirte tentado a ir por distancias largas de inmediato. Sin embargo, es esencial acostumbrarse al nuevo entorno primero.

Medidas de Seguridad

  1. Consultar el Clima y las Mareas: Siempre revisa el pronóstico del tiempo y los horarios de las mareas antes de salir.
  2. Comunicación: Asegúrate de que alguien en la orilla conozca tu plan y la hora esperada de regreso.
  3. Plan de Emergencia: Ten un protocolo de seguridad en marcha, incluidos señales y acciones de emergencia.
  4. Puntos de Control: Especialmente en nados más largos, ten puntos de control designados donde puedas evaluar las condiciones y asegurarte de que estás bien para continuar.

Consulta con entrenadores especializados en aguas abiertas para adaptar un programa de entrenamiento que se alinee con tus metas y experiencia específicas.

Recuerda, la seguridad es primordial, y es crucial escuchar a tu cuerpo y conocer tus límites mientras te aventuras en las aguas abiertas.

Productos que recomiendo